20 cosas que no sabían sobre mí

Mi querida Mili de Upa para dos me nominó para contarles estas 20 cosas que no saben sobre mí y que se enterarán ahora jajaja… No sé si de para veinte, pero haré el intento… Empecemos!

  1. Aprendí a leer y escribir a los tres años. Sí, leyeron bien, a los tres años!! Tengo tías profesoras y un papá que además de ser dedicado, siempre le gustó que sus hijos sean aplicaditos, así que  como jugando me enseñaron a leer y a escribir, recuerdo que cuando tenía cuatro años e iba al nido, mi profesora me hacía leerles los cuentos a mis compañeros. Adelantaron mucho conmigo el proceso de la lecto-escritura, cuando era niña no lo veía como tal, pero conforme fui creciendo, empecé a sentir que había quemado ciertas etapas.
  2. Entre a primer grado a los cinco años, y si me hubieran aceptado, me hubiera saltado ese grado y entraba a segundo. Cuando entré a primaria recuerdo que me aburría haciendo las tareas de mi grado y en casa a pedido mío hacía doble tarea, la de primero y la de segundo… Bien nerd!! Jajaja.
  3. Cuando estaba en secundaria, me daba vergüenza ser la menor de todos, acabé el cole a los quince pero me daba roche decir que tenía quince, igual si decía que tenía más edad no me iban a creer, siempre parecía menor, mi desarrollo físico (mis atributos jijiji) recién salieron a la luz cuando tenía 18 aunque igual la gente siempre ha creído que tengo menos edad, creo que por eso a veces me miran mal cuando salgo sola con los dos pequeños más la panza, en una ocasión una señora hasta llegó a decirme que debía de estudiar algo, tener una carrera y trabajar. Me reí porque hacía cinco años que había acabado la universidad (estudié Bibliotecología en San Marcos) y trabajé mientras estudiaba 😛
  4. Me gusta ser puntual y me cuesta todavía no impacientarme cuando tenemos que salir todos y no estamos listos, trato de ser organizada pero con niños pequeños lo que programas se te puede venir abajo en menos de un minuto. Omar es más calmado en ese aspecto y trata de calmarme también.
  5. Nunca me he hecho la manicure, de verdad, nunca he ido a algún lugar a que me “hagan las uñas”, lo confieso: siempre me ha parecido algo sin importancia y nada útil, si me pinto las uñas, al instante estoy tratando de quitarme el esmalte. Lo siento, pero no soy de usar mucho maquillarse, me da flojera y además las pocas veces que me he maquillado me estresaba horrible de sólo pensar que se me corría el rimel y quedaba como un monstruo jejeje.

    1919163_170784826117_1083667_n
    Ahí llevo sólo rimel y supongo que algo de polvos compactos, en una salida con amigos del colegio.
  6. Mi set de maquillaje actual (bueno, tampoco tuve un gran set de maquillaje, no he gastado dinero comprando eso, mi mamá  a veces me regalaba o usaba algunas cosas de mi hermana) se resume a: un rimel, un brillo labial (que ya está bien usado) y un estuche de polvos compactos. No tengo sombras, ni lápices labiales, ni bases, ni lapices delineadores. Además creo que no sé maquillarme y quien más sufría al verme con la “cara lavada” al ir a trabajar era mi mamá, es que a ella si le gusta maquillarse, arreglarse, yo me siento cómoda sin maquillaje, además a Omar le gusta mi belleza  natural jajaja.
  7. Me cortaron el pelo por primera vez a los 8 años. Lo tenía largote!!! Me hicieron una trenza y plin!! Me lo mocharon, como tengo harto pelo al principio me hicieron el famoso corte “Niña Bonita” (por la novela) pero me quedó horrible, mi pelo parecía una canasta y a mi mamá se le ocurrió la genial idea de hacerme el famoso corte de “niño”, sufrí mucho, en el cole me fastidiaban y yo me sentía fatal, felizmente que todo pasó rápido y mi cabello creció.

    34761_423579286117_3873474_n
    Antes de que me cortaran por primera vez el pelo, a los siete años.
  8. No me gusta mucho la tele, no fui de las que peleó con sus hermanos por el control remoto del televisor, si alguien estaba viendo algo me podía sentar a su lado y mirar lo que ellos veían o simplemente no mirar. Ahora en casa no tenemos tele por decisión propia, la verdad no la extrañamos, si queremos enterarnos de algo lo leemos en internet, hasta ahora nos va bien sin tele. Mi hijo mayor ve algunos dibujos en la compu (Bob el Constructor) porque le hemos comprado DVD’s pero más que dibujos a su papá le encanta ponerle videos musicales o documentales y mi pequeño los disfruta mucho. Confieso que no estoy en la onda de los programas para niños y que me gusta que mi hijo no se afane con algunos de los dibujos actuales, yo estoy aprendiendo a reconocer algunos personajes actuales por las fiestas de cumpleaños o porque cuando salimos de compras vemos los muñecos o los estampados en la ropa. Quizá lo que podamos extrañar sea tener una pantalla grande en donde ver pelis porque no vamos al cine, pero cuando programamos tener nuestra noche de cine, o los bebés se acuestan tarde y terminamos el día molidos o simplemente nos olvidamos.
  9. No estoy bautizada, mis hermanos tampoco… Aunque mis padres se casaron por matrimonio civil y religioso, no nos bautizaron y la verdad es que yo no siento la necesidad de acercarme  a alguna religión, lo que no quiere decir que crea en algo, creo que existe alguien especial que siempre está pendiente de los míos y que en estos últimos años, me lo ha demostrado muchas veces  y a quien le agradezco todos los días. Creo en la vida, en el amor, en esa fuerza maravillosa que te motiva y mueve a hacer grandes cosas.
  10. Formé parte de un grupo de voluntariado, ahí conocí a personas que se volvieron amigos con los que sé puedo contar a pesar de la distancia, el formar parte de este grupo hizo que cambiara mi forma de ver algunas cosas y me ayudó a trabajar más la paciencia puesto que nuestro trabajo estaba orientado a los niños, fue una bonita experiencia que me gustaría volver a repetir.

    62031_444646551117_1532437_n
    Durante el tiempo que hice voluntariado
  11. Omar y yo nos hicimos enamorados muy rápido, ya nos habíamos visto en algunas reuniones, a Omar le encanta contar que yo no le di bola la primera vez, que en cambio él si se fijó en mí y que seguro me pareció poco atractivo jejeje. El caso es que en realidad a mí no me gusta que me miren mucho, llego a pensar que es porque me encontraron algún defecto y me incomodo, sí noté una presencia nueva para mí en el grupo pero tiendo a ser un poco indiferente en ocasiones y seguro que eso fue lo que le transmití. Bastó un miniviaje  en fechas de Semana Santa con unos amigos para que pudiéramos acercarnos y conversar, sólo tuvimos una salida luego de ese viaje y esa misma noche ya éramos enamorados. Todo sucedió rápido y  me encanta que haya pasado de esa manera, así sin buscarlo y desde ese momento ya empezamos a tejer sueños de futuro y envolvernos en amor infinito ♥

    40254_426209611117_1069970_n
    Empezando a tejer los sueños, hace cinco años ♥
  12. Me encantan los libros y la música para niños, son una debilidad, trato siempre de ir a las Ferias de Libros y a librerías y me entretengo un montón, disfruto mucho comprándolos e imaginando las caritas de mis pequeñitos esperando a que les contemos las historias que contienen. Desde que Caetano estaba en la panza empecé a armarles una pequeña selección de libros y aunque no es grande, tienen los suficientes para poder entretenerse. Confieso que me encanta que mis hijos sean unos pequeños lectores, que disfruten viendo un libro nuevo y que se emocionen cuando escuchen las historias 🙂
  13. Aunque estamos un poco alejados, Omar y yo pertenecemos a un grupo llamado Tropa Cósmica Peruana, un grupo de jóvenes (algunos no tanto jeje, no me chanquen) que se reúne cada cierto tiempo para tocar y cantar los temas del gran cantautor cubano Silvio Rodríguez, además de compartir y reir y reir  y reir madrugadas sin ir a dormir ♪  Fue por ese grupo de amigos que nos conocimos, yo entré a ese grupo en el 2009 y Omar un poco antes pero se alejó un tiempo. Ahora que somos papás nuestros horarios han cambiado enormemente, ya no podemos reunirnos y además que ya no jalamos más allá de las 11 pm.

    268366_10150262731266118_8165952_n
    Con amigos troperos.
  14. No estamos casados, tenemos cinco años juntos, unos pequeños hermosos, un lindo camino recorrido y no queremos separarnos nunca. Tenemos planes de casarnos, sí y todo ha sucedido tan rápido que el tema del matrimonio se ha ido postergando y ahora estamos disfrutando de nuestro increíble presente. El matrimonio llegará, ya les avisaremos cuando sea el momento 😉
  15. El perder a mi primer bebé (mi niña del agua) me afectó mucho, tanto que cuando salí embarazada por segunda vez tenía muchos miedos, mucha inseguridad que a veces opacaba los momentos felices, estaba muy nerviosa y ansiosa cuando tenía cada control y cada ecografía. Hasta el día del nacimiento de Caetano, el miedo me acompañaba y cuando nació agradecí tanto a la vida, tanto a ese Ser maravilloso por el increíble regalo que nos habían dado, un motivo más para seguir mirando hacia la vida. No existe un sólo día en que no piense en la pequeña que perdimos, ella es nuestro ángel lleno de pura luz que nos acompaña a donde vamos y nos acompañará siempre.
  16. No uso zapatos de taco,  tengo un sólo par que son unas sandalias  taco cuña. He usado zapatos de taco cuando trabajaba y máximo tolero un taco número siete, ahora siento que no los necesito porque necesito estar más cómoda ya que no paro desde que amanece hasta que anochece y también siento que no van con mi estilo, me gusta ser un poco más relajada y sencilla en mi manera de vestir, prefiero la ropa sin muchos diseños y estampados (lo mismo para mis hijos, de preferencia polos de color entero y de todos los colores) y aunque en ocasiones he pensado comprarme por lo menos un par de zapatos de taco, hasta ahora no lo hago… Supongo que en algún momento los necesitaré, o no?
  17. Empezamos a practicar la crianza con apego por puro instinto, no nos informamos previamente, no leímos algún libro, simplemente todo fluyó mágicamente y naturalmente. Creemos que no se trata de una moda o de costumbres de hippies, o de padres sin carácter, estamos convencidos que criar con amor, responder a las necesidades de nuestros pequeños, no los malcría; por el contrario, los forma seguros, sintiéndose amados y pese a lo que muchos crean, no crea pequeños dependientes o tiranos.

    327995_10150403821606118_51503876_o
    Con nuestro Caetano
  18. Ninguno de los embarazos fue planificado. Cuando nació Caetano, Omar y yo decidimos tener otro bebé más pero empezar a buscarlo cuando Caetano cumpliera dos años y el resultado fue que ese bebé (Murilo) llegó un año antes. Luego de nacer Murilo, no sabíamos si tener otro bebé o no, decíamos que nos quedábamos con los dos pequeños, a veces decíamos que sí tendríamos otro pero más adelante cuando Murilo tuviera 4 años y al final prácticamente la decisión era quedarnos con Caetano y Murilo, hasta que llegó la sorpresita 🙂  No pensamos en que pudiera salir embarazada; es más, yo atribuía el retraso en mi periodo a que siempre fui irregular pero cuando empecé a sentir náuseas me dije “Esto no es normal en mí, además tengo retraso”, llamé a Omar y le dije que saliendo del trabajo compre una prueba casera de embarazo. Cuando llegó con la prueba, me metí de inmediato al baño y me la hice, en menos de cinco segundos el resultado era positivo, al día siguiente confirmamos el resultado con un análisis de sangre: un pequeño bebé venía en camino!! Estábamos sorprendidos, contentos y confieso que algo preocupados también, aunque el saber que pronto llegará la pequeñita hace que dejemos a un lado las preocupaciones y nos enfoquemos en recibirla con todo el amor que somos capaces de profesarle.

    IMG_5201
    Con mis dos pequeños y la pequeña en camino ♥
  19. Tengo dos pequeños negocios: Camu Camu, de queques hechos en casa a pedido cuya característica es que además de usar harina de trigo, uso harina de quinua, le agregó además kiwicha y endulzo con panela orgánica, es un pequeño negocio que empecé sin proponérmelo y al que tengo que dedicarle más tiempo. Nunca antes había llevado cursos de repostería, pero soy súper curiosa y me gusta siempre estar investigando sobre temas que poco a poco se convierten en pasiones. El otro es reciente: Mi Lliclla, son vinchitas y otros artículos hechos en fieltro, lo empecé porque me gustan las manualidades y también me relajo trabajando en ellas… Poco a poco me convertiré en una mamá empresaria 😛 pueden pasar a mirar las páginas sin compromiso, estoy pensando en más novedades y detalles 😀
  20. Por último: mi plato de comida favorita es el locro de zapallo, me encanta!! Puedo comerlo dos o tres días seguidos, a algunos les parece extraño jajajaja y aunque me gusta mucho, no he conseguido todavía prepararlo como me gusta, no puedo igualar el sabor del locro que prepara mi mamá.

    189785_10150116435946118_526736_n
    Ufff!! Hace cinco años atrás 😛

Ahora ya tienen algunos datos sobre mí, agregaría que muero por el chocolate, en especial el Milky de La Ibérica, que no me gusta la salsa porque no sé bailarla (siento que tengo dos pies izquierdos) y que además me desespero porque cuando Omar limpia la casa siento que se demora mucho, yo suelo hacer las cosas más rápido, no me gusta demorarme y sí me he puesto a pensar muchas veces que estoy corriendo contra el reloj todo el día, me hace falta relajarme un poco porque eso hace que a veces me ponga de mal humor… Bueno, creo que eso es todo, ahora ya saben un poquito más de mí, y como se trata de conocernos un poco mejor y es una cadena, yo nomino a la linda Jenn de Instinto mamá blog ♥

Anuncios