Para Caetano, para Murilo…

Cuando mis hijos duermen, me tomo un momento a solas para poder escribir, trato de que no se me escapen las palabras exactas que vienen a mi mente mientras estoy con ellos, en ocasiones lo logro y en otras, las palabras vuelan o simplemente toman forma, se convierten en acciones y creo que eso es más maravilloso, así sé que mis palabras perdurarán en el tiempo y en los corazones de los míos.

Quiero compartir un pequeño escrito que nació hace un momento, entre la teta, la cama y la computadora.

KmBerggren-TellMeYourDreams
Pintura de Katie M. Berggren.

Pequeñito de miel

Tibio aroma, acurrúcate en mi pecho,

alientito dulce, susúrrame cerquita,

suave piel, acaríciame tiernamente.

tierno quejido, cántame bajito.

 

Pequeño corazón, danza junto al mío,

revolotea alegre en mi pecho,

soñemos juntos, quédate cerquita,

te lleno de besos, me miras tiernamente,

sonríes de puro amor y te confieso bajito:

 

Eres mi pequeñito de tierno aroma, dulce piel,

de tibio aliento, suave quejido.

Eres el pequeño gran habitante de nuestro universo,

Eres lo que más amo, protejo y por quien creo…

Eres la luz por quien suspira la vida enamorada.

(Dessiree 30/12/2014)

almudena del mazo
Ilustración de Almudena Del Mazo

Si me sobrara un poco de tiempo…

Cuando pienso en el tiempo que compartimos juntos, me asaltan las dudas de si es suficiente el cómo y qué les doy a mis hijos. Pero luego los contemplo: alegres, tan llenos de luz, sueños, amor, esperanza… Tan llenos de vida! Y se vienen abajo todos esos pensamientos ambiguos y sin fundamento, aunque la mayoría de veces llegue a la conclusión de que me gustaría tener un poco más de tiempo o que me sobrara algo, tantito al menos para seguir haciendo las cosas que me hacen felices.

Y esas cosas que me hacen felices las encuentro en mi familia, en mis hijos, en sus miradas, caricias, besos, palabras… Por eso, es que a veces desearía que me sobrara un poco de tiempo.

Ilustración de Emma Gascó
Ilustración de Emma Gascó

Si me sobrara un poco de tiempo, lo dedicaría a poder seguir contemplándolos sin que perciban mi presencia.

Si me sobrara un poco de tiempo, lo dedicaría a seguir contando historias, inventando mundos y pintando universos junto a ustedes.

Si me sobrara un poco de tiempo, lo dedicaría a seguir compartiendo risas y pasitos traviesos por la casa.

Si me sobrara un poco de tiempo, lo dedicaría a  seguir construyendo, cimentando nuestra vida juntos.

Si me sobrara un poco de tiempo, lo dedicaría a seguir tejiendo sueños junto a ustedes para que no se nos acaben nunca.

Si me sobrara un poco de tiempo, lo dedicaría a seguir  abrazándolos, a tenerlos cerquita mío, a sentir su tibio aroma y disfrutar de la melodía compuesta por nuestros corazones.

Ilustración de Toya Castillo
Ilustración de Toya Castillo

Si me sobrara un poco de tiempo, lo dedicaría a seguir cantando, componiendo letras y ritmos para cada objeto, para cada momento, para cada acontecimiento.

Si me sobrara un poco de tiempo, lo dedicaría a seguir avanzando, caminando juntos tomados de la mano, sin soltar ni dejar de lado a la esperanza.

Si me sobrara un poco de tiempo, lo dedicaría a seguir coleccionando sus besos, sus caricias, sus risas, sus voces.

Si me sobrara un poco de tiempo, lo dedicaría a seguir dejando mi corazón abierto, para que siga llenándose del inmenso amor que me dan ustedes.

Si me sobrara un poco de tiempo, lo dedicaría a seguir aprendiendo, de mis aciertos y tropiezos, de mi paciencia e impaciencia.

Si me sobrara un poco de tiempo, lo dedicaría a seguir acompañándolos, a cuidarlos, a protegerlos.

Si me sobrara un poco de tiempo, lo dedicaría a seguir luchando por lo que creemos, a seguir exigiendo respeto y a seguir callando voces cargadas de negatividad.

Si me sobrara un poco de tiempo, lo dedicaría a seguir amándolos sin límites.

Si me sobrara un poco de tiempo, lo dedicaría sin lugar a dudas a estar con ustedes, mis amores.

P1150857

Algunas definiciones de la mamá que soy

Soy una mamá que  disfruta de su maternidad, que no la considera sólo una faceta más en su vida. La gozo y la vivo en cada momento, cada hora, cada segundo de mi vida.

Soy una mamá que abraza, besa, acaricia, ríe, juega, dice “te amo”, que se manifiesta de muchas maneras, que no tiene miedo de mostrarse mamífera, animal.

Imagen de Charlotte Hamilton
Imagen de Charlotte Hamilton

Soy una mamá que no se ha olvidado de quien era antes de convertirse en madre, me tomo en cuenta también dentro de las prioridades y así les enseño a mis hijos que nunca deben de olvidarse de ellos mismos, que no se pospongan.

Soy una mamá que no ha dejado de  amarse y que cree en  su cuerpo, que  se conecta con él, que lo disfruta, que le agradece. Así puedo entregarme plena a los míos.

Soy una mamá que se da tiempo para ella misma, para reencontrarse con la mujer y la niña que lleva dentro.

Soy una mamá que sigue haciendo las cosas que la hacen felices, retoma sus pasatiempos y busca  cosas nuevas porque de esa manera ayudo a que mi maternidad siga siendo placentera.

Soy una mamá que no dejó a un lado sus sueños. Los sigo teniendo, los reinvento y así les doy motivos a mis hijos para soñar.

Soy una mamá que no espera con impaciencia el momento  en que sus hijos duerman en su propia habitación. Me siento feliz y tranquila de tenerlos a mi lado, los abrazo y me acurruco junto a ellos.

Soy una mamá que da teta porque sabe que es un regalo maravilloso que puede darle a sus hijos, los nutro tanto como ellos me nutren a mí.

Soy una mamá que se equivoca, que ha sentido perder la paciencia, que ha perdido horas de sueño, minutos de baño, tiempo extra para arreglarse y vestirse.

Soy una mamá que necesita de la compañía de otras mamás, para disfrutar juntas, para recorrer, para enriquecerse, para tejer redes.

Ilustración de Glòria Vives Xiol
Ilustración de Glòria Vives Xiol

Soy una mamá que además busca que la dejen criar tranquila, que exige respeto, que no quiere etiquetas ni mitos, ni que hablen de más.

Soy una mamá que es también distinta a otras mamás, sin entrar en comparaciones ni  disputas. Sin juzgar, ni criticar, ni atacar, simplemente porque las mamás no somos iguales, no pretendemos ser alguien igual o mejor a… Me reafirmo en mi estado y gozo

Frente a todo eso: soy la mamá que mis hijos aman, necesitan. Soy una mamá feliz, con libertad para elegir y es en base a esas elecciones que construyo, que puedo avanzar, que soy lo que soy ahora.

(Dessiree)

Amber: la alternativa natural a los malestares de la dentición de nuestros bebés.

Cuando a nuestros bebés empiezan a brotarles los primeros dientes usamos diferentes métodos para tratar de aliviarles el dolor, porque las mamás que hemos pasado por esta etapa sabemos que genera mucha molestia en ellos . En mi caso optaba por ofrecerle una mordedera especial que podía ser refrigerada, de manera que al estar fría aliviaba en algo ese malestar. Sé que algunos optan también por usar algún gel o crema para aplicarlos en las encías o incluso algún medicamento (tipo Panadol por ejemplo), yo no los usé porque no lo consideraba necesario.

Debo confesar que no sabía de la existencia de los collares de ámbar, los conocí gracias a mi cuñada quien le ponía uno a Nayla (su primera bebé, mi sobrina) y me explicó a grosso modo cuál era la eficacia de este collar y que además allá en Suiza (donde ella vivía y en donde nació su primera hija) era bastante familiar ver que los bebés llevaban puestos estos collares. Aunque me regalaron uno para poder colocárselo a Caetano, no lo usé, me mantuve un tanto escéptica respecto al tema, la verdad es que no podía imaginar que el uso de un collar con estas gemas sea efectivo como para aliviar las molestias de la dentición en los bebés. El collar lo mantuve guardado y no fue hasta que nació mi segundo hijo, Murilo, que empecé a usarlo, gracias a formar parte de varios grupos de crianza en internet pude interactuar con algunas madres de fuera y leer testimonios de quienes los usaban.

Murilo utilizando su collar de ámbar.
Murilo utilizando su collar de ámbar.

Aquí en Perú, su uso todavía no es muy conocido y a muchos todavía les cuesta creer que el uso de un collar de ámbar báltico pueda siquiera contribuir en algo a aliviar las molestias de la dentición. A manera de pequeño testimonio, puedo contarles que si funciona,  he podido notar que las molestias disminuyeron bastante, ya no observo que Murilo se meta la manito a la boca con desesperación, las malas noches mejoraron mucho e incluso dejó de babear bastante ¿Qué es el ámbar y cómo funciona? En primer lugar déjame contarte que el ámbar báltico es un material completamente orgánico que deriva de la resina de árboles que a día de hoy se encuentran ya extintos. El ámbar del Báltico tiene una gran concentración de ácido succínico cuya principal propiedad es desinflamar, por eso cuando el ámbar entra en contacto con la piel los elementos que lo componen (aceites y ácido succínico) se liberan siendo absorbidos por la piel y produciendo un efecto analgésico, ideal para eliminar y disminuir de manera natural las molestias que el proceso de dentición les causa a nuestros bebés. Todavía te parece increíble? Pues, puedes probarlo, no pierdes nada. Y si te animaste a adquirir un collar de ámbar báltico para tu bebé, te cuento que aquí en Perú encuentras a  Amber, quien nos trae este remedio 100% natural y con la garantía de que realmente las perlas que usan son genuinamente de ámbar báltico. Bébé sortie du bain Analu Montenegro, propietaria de Amber nos cuenta un poco más sobre su experiencia como mamá  y qué le motivo a crear Amber:

Hola Analu, cuéntanos un poco sobre ti.

Me llamo Analu, tengo 26 años soy marketera de profesión y amante del arte, la moda y la naturaleza. FELIZmente casada con el amor de mi vida. Mamá de Catalina, mi pequeña dulce terremotito de un año y 7 meses. Soy mamá a tiempo completo, mi labor más importante. A favor de la crianza natural y con apego, creo que nuestro mundo necesita niños que crezcan con mucho amor solo así podemos pensar en un mejor futuro para ellos y para nuestro planeta.

Yo conocí el collar de ámbar gracias a la experiencia de mi cuñada y el testimonio de otras mamás ¿Cómo fue que lo conociste tú?

Coincidentemente, yo llegué a los collares gracias a mi cuñada. Mariela, es odontóloga en Australia y recurrí a ella por algunos tips para esta etapa que  para muchos bebés es caótica, como fue el caso de  mi bebé. Ella sin dudarlo me recomendó los collares de ámbar báltico, que allá son súper conocidos y usados por casi casi todo bebe australiano. Al toque me puse a buscar por todo Lima durante meses sin éxito. Los primeros dientes de mi gorda fueron una etapa terrible, sufrió mucho. Un par de meses después, mi cuñada me regalo un collar y desde el primer día que se lo puse fue como que: WOW!  Entró en un estado de paz, no volvió a estar fastidiada por los dientes y lo mejor de todo fue que durmió de corrido por primera vez en 8 meses (OJO: el bebe nunca debe dormir con el collar alrededor del cuello, yo se lo pongo alrededor del tobillo). amber foto 2 ¿Cuál fue la motivación para crear Amber? ¿Cómo nació?

Un par de semanas después de usar el collar, me di cuenta que era un éxito. Empecé a buscar mas información sobre el ámbar báltico y me encontré con una maravilla: hasta fortalece el sistema inmunológico con tan solo usarlo. Me fui envolviendo más en el tema y dije por qué no hacerlos conocidos en Lima también, que las mamis lo encuentren aquí, lo usen aquí y lo disfruten aquí. Set - amber colores  Estás entrando al mercado de productos para bebés con una  alternativa natural ¿Crees qué   es fácil dar a conocer el producto al  público: collares de ámbar báltico? ¿Qué percepción  tienes sobre tu  negocio?

Sin duda es un reto muy grande. Al principio sólo me preguntaba gente que ya lo  tenía o que sabia de los collares por alguien más (casi siempre familiar que  vive fuera). Nadie sabia exactamente como se  usaban ni   para que servían. Poco  a poco y gracias a mi pagina de Facebook y personas que fueron caídas  desde el    cielo, tuve la oportunidad que me mencionaran en blogs, revistas y programa de  tv. Después  llegó el  showroom de La tata, quien me ayuda mucho a dar mas  información en las charlas mensuales que  dicto  ahí. Y lo mas importante, el  boca a boca. Muchas mamás quienes me compraron los collares, tienen  excelentes resultados y los van recomendando. Por el momento, estoy enfocando todos mis esfuerzos en  informar a más mamás acerca del ámbar báltico, una joya de la naturaleza con asombrosas propiedades. amber foto Los collares de Amber cuentan con una certificación que te garantiza que el collar está hecho 100% de perlas de ámbar báltico. amber Si quieres adquirir los collares de ámbar báltico de Amber puedes encontrarlos en:

– Showroom La casa de La Tata: Av. 28 de julio 328 – Miraflores

– Chiki Toys: Av. Javier Prado Oeste 328 – Magdalena.

Y también los puedes pedir por delivery vía Facebook: https://www.facebook.com/pages/Amber/458107587657595

Pronto estaremos anunciando una sorpresa para ustedes 😉