Mis fotos de embarazo.

Recordando un poco mis embarazos decidí buscar algunas fotos, me di cuenta que no tuve una sesión fotográfica en algún estudio, será por qué no tengo paciencia para posar? He visto que muchas amigas tuvieron una sesión de fotos y aunque se veían lindas yo jamás me animé por una en un estudio, creo que sólo el pensar en tener que posar y ser dirigida por alguien  acababa con aquella idea, como lo dije en líneas anteriores: no tengo paciencia para eso y además en casa tengo al mejor fotógrafo del mundo: Omar, quien siempre está dispuesto a tomarnos fotos y aunque reniega conmigo cada vez que le digo “Ya?!, ya tomaste la foto?”, es feliz retratando a su familia.

Con Caetano en panza, nos pusimos más afanosos, queríamos captar en imágenes cada semana, hasta las organizamos en carpetas dentro de la computadora, salíamos más seguido. Con Murilo en panza ya no disponíamos de tanto tiempo, teníamos más cosas que hacer y con un niño pequeño era casi imposible organizar fotos, incluso tomarlas, tengo algunas fotos pero lo cierto es que me hubiera gustado tener más, las fotos de embarazo son un bonita manera de recordar esa hermosa etapa. Aún  recuerdo  la ilusión con que esperábamos la llegada Caetano, ocupaba todas nuestras horas, estábamos al tanto de cada semana que cumplía, leíamos folletos y libros para imaginarnos cómo se encontraba dentro de la pancita y tratábamos de hacernos una idea de a quien se parecería,  cada movimiento dentro de la pancita (su casita) era celebrado.

17 semanas (12)
Caetano en pancita, 17 semanas.
Caetano en panza, 31 semanas.

Cuando supe que esperaba a Murilo, quise también tomarme muchas fotos y que Caetano participara, me parecía tierna la idea de tener fotos con mis pequeñitos juntos porque pensaba que cuando ambos crecieran y las vieran recordaríamos con alegría esa maravillosa experiencia. También en algún momento se me cruzó por la mente la idea de tener una sesión de fotos, pero quería que fuera algo que saliera de lo habitual, que no sea una sesión en un espacio cerrado, que fuera al aire libre, original y otra vez volvía al tema de mi poca paciencia para esas cosas y de lo inquieto que podía ponerse Caetano, quedaba cancelada la idea de la sesión de fotos. Las fotos que tengo con Murilo en la casita son pocas, pero el valor que les hemos dado es inmenso, y si me pongo a pensar en por qué no tuve muchas fotos, pues fue porque todo mi tiempo era para Caetano, para compartir momentos, descubrir cosas y aprender muchas otras 🙂

Caetano dándole un besito a Murilo en la pancita.
Caetano dándole un besito a Murilo en la pancita.

Confieso que hasta ahora no he podido organizar las fotos desde que Caetano cumplió un año, siempre que trato termino viéndolas nuevamente, al verlas, siento nostalgia, nostalgia de mi vientre ahora vacío pero que fue capaz de albergar a mis pequeñitos hechos de puro amor, los mismos que me sorprenden todos los días y por quienes creo en la vida,  quienes me hacen feliz y a quienes hago felices…  Tal vez mis fotos no sean profesionales pero me recuerdan los mejores momentos de mi vida, pero si en algún momento me decido por hacerlas en un estudio o con un fotógrafo profesional, entonces pediré buenas recomendaciones 😉

Caetano sintiendo a su hermanito... Conexión <3
Caetano sintiendo a su hermanito… Conexión ❤

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s